Compartir

La modificación del Plan de Usos del distrito de Ciutat Vella de Barcelona mantiene, tras haberse analizado las alegaciones, la posibilidad de abrir nuevos hoteles en algunos supuestos, y el veto a nuevos pisos turísticos y la moratoria de seis años para que los que tienen licencia se agrupen en edificios sin vecinos, según explicaron a Ep fuentes municipales. Los cambios del plan encararon ayer e…