viernes, 25 septiembre 2020 13:24

Paraguay, en presidencia del Mercosur tras Venezuela, dice el canciller uruguayo

Venezuela asumió la presidencia semestral del Mercosur en la cumbre celebrada el pasado día 12 en Montevideo, con Paraguay suspendido hace un año debido a la destitución por el Legislativo paraguayo del entonces presidente Fernando Lugo, lo que fue considerado un ruptura institucional por parte de los otros socios del Mercosur.

En la cumbre, los presidentes del bloque regional resolvieron además el fin de la suspensión de Paraguay a partir del 15 de agosto cuando asuma el gobierno del presidente electo Horacio Cartes, de derecha, al considerar “cumplidos” los requisitos democráticos exigidos en las normas internas del bloque.

En declaraciones a la radio uruguaya “El Espectador”, Almagro explicó que una vez que se le levante la suspensión a Paraguay, “quedará en condiciones de ejercer todo su derecho como miembro pleno y podrá pasar ser presidente pro témpore del Mercosur”, pero “para el semestre siguiente”, porque “no hay presidencias pro témpore de un mes y medio o de seis meses y medio”, detalló.

Sin embargo, la entrega de la presidencia temporal del bloque regional a Venezuela, integrado tras la suspensión de Paraguay, que bloqueó durante años la entrada del país caribeño, fue rechazada por el Gobierno paraguayo.

Por ello, Almagro señaló que “no está escrito que Paraguay haya perdido su oportunidad de ser presidente pro témpore, simplemente se le da la siguiente presidencia cuando quede en condiciones”.

Según él, el acceso de Venezuela a la presidencia no podía modificarse, ya que se tendría que “alterar el orden alfabético por el cual cada semestre se transmiten las presidencias pro témpore”, agregó.

“Cuando se hizo la cumbre (de Montevideo), Paraguay estaba suspendido del Mercosur. Entonces, definitivamente no se podría transmitir esa presidencia y tampoco se pueden transmitir las presidencias pro témpore por un mes y medio o por dos meses”, aclaró.

El Gobierno paraguayo saliente, encabezado por el liberal Federico Franco, declaró al presidente venezolano Nicolás Maduro persona “non grata” el año pasado debido a las opiniones que emitió, cuando era canciller de Venezuela, respecto a la destitución de Lugo.

A pesar de ello Almagro destacó en los últimos meses se mantuvieron “flujos comerciales importantes” entre ambos países.

En la cumbre de jefes de Estado del Mercosur los temas que centraron la atención fueron el espionaje de EEUU a varios países de la región y la “ofensa” al mandatario boliviano, Evo Morales, por el impedimento de varios países europeos para que su avión presidencial los sobrevolara ante la presunción de que con él viajaba el extécnico de la CIA Edward Snowden, reclamado por las autoridades estadounidenses.

En medio de esas tensiones el reingreso de Paraguay y los problemas comerciales y de integración en el bloque quedaron en segundo plano.