Compartir

Óscar López, en declaraciones a los periodistas en Valladolid, se ha referido a las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cuando ha afirmado que “la mejor prueba” de la correcta actuación del Gobierno es que hoy el extesorero del PP está en la cárcel y presta declaración en un juzgado.

López ha calificado estas palabras de “gravísimas” y ha pedido a la vicepresidenta que tenga “mucho cuidado con sus declaraciones”, porque de ellas se puede entender que el Gobierno “tenía capacidad para presionar” a la Justicia y evitar la prisión de Bárcenas.

El secretario de Organización ha recordado que en los mensajes de teléfono móvil que se han difundido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, escribió a Luis Bárcenas frases como “hacemos lo que podemos”.

Óscar López ha recalcado que de las declaraciones de la vicepresidenta se puede entender que el Gobierno tenía “en su mano” el que Bárcenas entrara o no en la cárcel.

López ha insistido en la petición del PSOE para que el presidente del Gobierno dimita y en que los socialistas buscarán con el resto de grupos de la oposición “las fórmulas para desbloquear” la negativa del PP a que Rajoy comparezca en el Parlamento.

“No da explicaciones porque no puede”, porque el presidente del Gobierno y del PP “está bloqueado por Bárcelas”, debido a las revelaciones que pueda hacer el exteroreso, ha concluido Óscar López, que ha hecho estas declaraciones tras asistir a un Pleno de las Cortes de Castilla y León.

Bárcenas ha llegado a las 09.25 horas de esta mañana a la Audiencia Nacional en un furgón de la Guardia Civil desde la prisión madrileña de Soto del Real, donde ingresó el pasado 27 de junio, para comparecer ante el juez Pablo Ruz.

El juez llamó a declarar a Bárcenas el pasado miércoles para preguntarle por la entrevista con el director de El Mundo Pedro J. Ramírez en la que afirmó que el partido se había financiado de forma ilegal durante veinte años.