Compartir

El furgón iba escoltado por otros tres vehículos, dos de ellos camuflados. Se trata de la primera vez que Bárcenas llega a las dependencias judiciales en el transporte que utiliza el instituto armado para la conducción de presos.

La última vez en que fue interrogado por el juez , este ordenó su ingreso en la cárcel en la causa principal en la que está imputado el exgerente, en la que se investigan sus lazos con la trama 'Gürtel', tras detectar que el ex tesorero ha estado trasladando fondos a EEUU y Uruguay desde sus cuentas suizas no bloqueadas.

Bárcenas estrena hoy representanción legal. Durante la declaración está acompañado por el que fuera juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez de Liaño, que ha asumido su defensa tras la retirada de los abogados que le representaban hasta el momento, socios del bufete de Miguel Bajo. Gómez de Liaño se entrevistó este sábado en la prisión con Bárcenas y lo volvió a hacer este domingo para preparar la declaración.

La celeridad con que Ruz procedió el pasado miércoles a la citación de Bárcenas no ha amedrentado al nuevo letrado que asumió la representación del ex tesorero el pasado jueves y adelantó que no solicitaría el aplazamiento de la declaración al considerar que dispone de tiempo suficiente para preparar su defensa.

El regreso de Bárcenas a la Audiencia Nacional se produce en un nuevo escenario marcado por las revelaciones realizadas por el ex gerente al diario El Mundo. En una conversación de cuatro horas mantenida con el periodista, el imputado dijo que el PP lleva 20 años financiándose de forma ilegal, a través de la recepción de donaciones aportadas por empresarios interesados en conseguir la adjudicación de obra pública.

Aseguró que era el también extesorero Álvaro Lapuerta el que se encargaba de recibir el dinero, que se le entregaba en efectivo en maletines o sobres en la sede del PP en la calle Génova de Madrid. Los fajos de billetes se guardaban en la caja fuerte. Según la versión ofrecida por Bárcenas, parte de ese dinero se empleaba para el pago de sobresueldos a altos cargos del partido.

No es la primera vez que el ex tesorero comparece ante Ruz en el marco de esta pieza separada. Bárcenas se sentó ante el juez el pasado 22 de marzo junto a Lapuerta. Entonces, se negó a prestar declaración y recordó que era la “octava vez” que comparecía ante un magistrado. “Nunca más declararé”, dijo entonces. Hoy comprobaremos si rompe o cumple esta promesa.