Compartir

El Gobierno reaccionó ayer con contundencia a la filtración por parte de Luis Bárcenas de una serie de mensajes de teléfono móvil con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Forman parte de un chantaje por parte de un delincuente que quiere desviar la atención de los casi 50 millones de euros que ha acumulado en Suiza con un origen nada claro, según sostienen fuentes del Partido Popular. Además, des…