Compartir

Alfredo Pérez Rubalcaba ha exigido la dimisión “inmediata” de Mariano Rajoy, al que ha acusado de “grave connivencia” con Luis Bárcenas. El líder de la oposición ha alegado que el jefe del ejecutivo está “incapacitado” para gobernar el país en estos “momentos difíciles”, después de que hayan trascendido unos mensajes de texto telefónicos que se cruzó con el ex tesorero del PP cuando ya había aflorado la fortuna que tenía en cuentas suizas.

Rubalcaba ha dejado claro que su exigencia no pasa por un adelanto electoral y que, como ya hizo en febrero, bastaría con que dé paso a otro dirigente del PP para que se someta a una sesión de investidura. Pero, en caso de no hacerlo, ha dicho, tiene intención de ponerse en contacto con el resto de grupos parlamentarios y no descarta una moción de censura.

Entre tanto, el PSOE “rompe todas las relaciones con el PP”. Esa es la gran novedad porque, a pesar de que ya advirtió a Rajoy que en esta situación no tenia “autonomía” para ejercer sus responsabilidades y por tanto debía marcharse, en los últimos meses el líder socialista ha tratado de buscar acuerdos con el Ejecutivo en cuestiones concretas como la política hacia la UE.

Ahora eso ha cambiado. Rubalcaba cree que los SMS publicados por El Mundo prueban que la negativa de Rajoy a comparecer y ofrecer explicaciones que pudieran descartar la veracidad de las acusaciones vertidas por Bárcenas a través de intermediarios se debía a que no tenía argumentos. “Hasta ahora dudábamos de si no podía, no sabía o sabía que no podía; ahora sabemos que era esto último”, dijo.

“No es posible -ha insistido tras una reunión de urgencia de la cúpula de su partido, convocada esta misma mañana- que España viva así”. “No estamos dispuestos a consentir que esté en vilo por los ataques de sinceridad de ese señor al que en el mismo PP califican de delincuente“.