Compartir

En un comunicado, el secretario general del grupo popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, señala que “no tiene ninguna justificación” que si hace días era imprescindible debatir sobre la reforma de la Administración Local o el Consejo de la Juventud, “el jueves dejará de serlo y ahora de nuevo se reclame con urgencia ese debate”.

El PSOE pidió ayer la convocatoria de la Diputación Permanente del Congreso, para que ésta acuerde la celebración la próxima semana de un pleno extraordinario que incluya una sesión de control al Gobierno, de modo que el presidente, Mariano Rajoy, pueda dar explicaciones sobre el caso Bárcenas.

Además de esta solicitud de sesión de control, el PSOE reclamó también las comparecencias de los ministros de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro; Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert; y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato; así como del presidente de la Corporación RTVE, Leopoldo González-Echenique.

Algunas de estas solicitudes constaban en el orden del día de la Diputación Permanente del jueves, pero fueron retiradas en el último momento para que la petición de comparecencia de Rajoy se debatiera a una hora menos tardía.

Así, Bermúdez de Castro acusa a los socialistas de preferir “buscar un titular en el telediario antes que hablar de temas tan importantes como la Justicia, la reforma de la Administración Local, los jóvenes o los incendios forestales”.

Lamenta también “la incongruencia” de los socialistas que “pretenden condicionar la actividad y el debate parlamentario a su estrategia política” cuando, añade, “las instituciones están al servicio del interés general de los ciudadanos y no del interés partidista”.