Quantcast

Brasil prevé que un yacimiento petrolero producirá un millón de barriles diarios

Tal producción equivale a la mitad de los dos millones de barriles diarios que Brasil produce actualmente en todas sus áreas de explotación.

“El pico de producción en Libra será de mínimo un millón de barriles diarios”, afirmó hoy la directora general del órgano regulador del petróleo en Brasil, Magda Chambriard, en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

La funcionaria agregó que el consorcio que se adjudique el derecho a explotar la reserva necesitará de unos cuatro años para realizar las respectivas perforaciones, por lo que podrá comenzar a producir en el quinto año de la firma del acuerdo.

Según los estudios realizados por la ANP, el consorcio vencedor necesitará operar entre 12 y 18 plataformas marinas (cada una con capacidad para extraer unos 150.000 barriles) para explotar Libra, cuyas reservas extraíbles se calculan en entre 8.000 y 12.000 millones de barriles, es decir que podrían acercarse a las actuales reservas probadas de Brasil (14.000 millones de barriles).

El campo de Libra, ubicado a unos 183 kilómetros del litoral del estado de Río de Janeiro y en una región del Atlántico en que las profundidades varían entre 1.700 y 2.400 metros, será el primero del llamado presal a ser subastado por Brasil.

El presal es un horizonte de exploración descubierto en aguas muy profundas del Atlántico por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor, que puede convertir a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales de petróleo.

La subasta será igualmente la primera que Brasil realizarán con las reglas del llamado “Régimen de División de la Producción”, que sustituyó el régimen de concesión y que le garantiza al Estado la mayor parte de los ingresos por la explotación del petróleo.

Según el edicto de la subasta, el consorcio que se adjudique el contrato tendrá que pagar 15.000 millones de reales (unos 6.820 millones de dólares) por los derechos.

Ese valor supera en más de cinco veces el récord de 2.800 millones de reales (unos 1.273 millones de dólares) que la ANP recibió por los derechos sobre las concesiones que subastó en mayo pasado para explotar 142 bloques en áreas fuera del presal.

Además, tendrá que presentar garantías financieras por 610 millones de reales (unos 277 millones de dólares) con las que se comprometerá a realizar el programa exploratorio mínimo.

El vencedor de la subasta será el consorcio que se comprometa a entregarle al Estado el mayor porcentaje de los beneficios del proyecto a partir de un mínimo de 41,65 % del llamado petróleo excedente, es decir de los ingresos que deje la venta del crudo una vez descontados los costos de producción.

La ANP calcula que, independiente del porcentaje que sea ofrecido por el consorcio vencedor, el Estado brasileño recibirá cerca del 75 % del total de los beneficios del campo Libra si se tiene en cuenta tanto su participación como los impuestos y las regalías.

Chambriard aseguró que el contratista tendrá derecho a explotar el yacimiento por 35 años y que ese plazo no es renovable debido a que así lo estableció el Congreso.

El grupo vencedor tendrá derecho a quedarse con el 50 % de los ingresos en los dos primeros años de explotación para resarcir sus inversiones y ese porcentaje caerá al 30 % a partir del tercer año.

El régimen para la explotación del presal prevé que la petrolera Petrobras, controlada por el Estado, será el operador y tendrá una participación mínima del 30 % en el consorcio que se adjudique el contrato. El 70 % restante podrá ser dividido entre un máximo de 5 empresas.

Las compañías interesadas tan sólo podrán formar parte de uno de los consorcios que disputen la subasta.

Comentarios de Facebook