Compartir

“No va a haber brecha de financiación hasta julio de 2014”, afirmó Gerry Rice, portavoz del Fondo.

El portavoz del organismo internacional reconoció, no obstante, que Atenas se había retrasado en la aplicación de algunas de las medidas del programa dirigidas a estabilizar la situación económica, como las reformas de la administración pública.

Rice agregó que el Fondo cuenta con que tanto Grecia como los socios europeos cumplirán sus compromisos.

“Estamos avanzando, dando por sentado que los compromisos serán respetados por ambas partes”, afirmó el portavoz del Fondo en su rueda de prensa quincenal.

Cuando se anunció el acuerdo de la “troika”, formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, indicó que la evolución macroeconómica de Grecia “está en línea” con las proyecciones.

Pero recordó que entre las condiciones vinculadas a la ayuda figuran seleccionar a unos 12.500 funcionarios que deberán pasar en julio a la reserva, y alinear los códigos de impuestos sobre los ingresos.

Del total acordado, el FMI aportará además 1.800 millones de euros, aunque el consejo del organismo estudiará primero el informe de la “troika” y después autorizará el desembolso, previsto para agosto.

Grecia se encuentra inmersa en su segundo programa de rescate internacional, después de que el primero fuese insuficiente, y el Fondo reconociese errores de cálculo por parte de los socios de la “troika”.