sábado, 8 agosto 2020 3:12

La ponencia de la ley de transparencia vuelve a reunirse tras el plante de ayer

CiU y PNV tampoco participaron en la primera reunión de la ponencia porque, aunque no les parece bien mezclar la tramitación de esta ley con el caso Bárcenas, sí creen que no se dan las condiciones para el consenso.

Al inicio del encuentro de ayer, el ponente socialista Enrique Serrano solicitó al presidente de la Comisión Constitucional del Congreso, Arturo García Tizón (PP), un aplazamiento hasta que Rajoy comparezca en el Congreso, pero éste se negó alegando que no veía razones para ello.

Serrano explicó que su grupo no “podía ignorar lo que está pasando fuera de estas paredes” y que no podía negociar sobre transparencia con un Gobierno que se niega a ser transparente en un asunto de corrupción.

La réplica llegó del ponente del PP Esteban González Pons, que acusó al PSOE, IU y Amaiur de haber “secuestrado” la ley de transparencia para hacer “ruido político”.

González Pons mostró su pesar porque el PSOE e IU “hayan seguido la estrategia” de Amaiur en un “sainete político” que, a su juicio, nada tiene que ver con la ley que se tramita, y se preguntó si los socialistas e IU no han tratado de retrasar la ley de transparencia porque “están agobiados” por los ERE de Andalucía.

Críticas que también llegaron del ponente de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, que ha calificado la postura de los grupos que abandonaron la ponencia de “absolutamente incoherente” y “contradictoria”.

Pese a las destacadas ausencias, la reunión de la ponencia acordó en su reunión de ayer el Capítulo I de la norma, que incluye en su ámbito de aplicación a la Casa del Rey, los partidos políticos, los sindicatos y organizaciones empresariales, y las entidades privadas que reciben más de 100.000 euros de ayudas públicas, tal y como habían pactado hace semanas el PP y el PSOE.

La segunda reunión de la ponencia prevista para hoy se celebrará apenas unas horas antes de que la Diputación Permanente decida sobre las peticiones de comparecencia de Rajoy que han motivado precisamente esta polémica.

Artículos similares