Compartir

El PP ha decidido utilizar su mayoría absoluta para evitar que Mariano Rajoy tenga que dar una sola explicación en el Congreso sobre el 'caso Bárcenas' y la presunta financiación irregular de su partido al menos hasta dentro de dos meses, hasta la segunda semana de septiembre.

Pese la indignación de todos los grupos de la oposición, los representantes populares impidieron esta mañana, en la reunión de la Junta de Portavoces, que el pleno que se celebrará la próxima semana en el Congreso incluya sesión de control al Gobierno, en la que varios grupos iban a aprovechar para interrogar al jefe del Ejecutivo por las acusaciones de su extesorero. Será el primer mes de julio desde 2009 en el que la cámara baja no celebre un pleno completo, con preguntas e interpelaciones a Rajoy y sus ministros. Todos los portavoces opositores han denunciado que el PP ha roto un acuerdo de los grupos del Congreso para que en julio hubiese siempre al menos un pleno completo solo por intereses particulares.

La segunda medida para blindar a Rajoy ante el escándalo de la contabilidad B de su partido se producirá esta noche, en la reunión de la Diputación Permanente, donde el PP ya anticipado que votará no a las cuatro peticiones de comparecencia urgentes de Rajoy en el pleno del Congreso para aclarar el contenido de los papeles de Bárcenas, presentadas por PSOE, IU, CiU y Grupo Mixto, y que contarán con el respaldo de la oposición en su conjunto.

El PP, a través de su portavoz, Alfonso Alonso, indicó que Rajoy no tiene por qué dar explicaciones en el Congreso porque ya “negó tajantemente todos estos hechos de que se le acusa” y realizó “un ejercicio de transparencia sin precedentes” al mostrar todas sus declaraciones de la Renta de diez años. “Ya lo dijo el presidente: las mentiras, mentiras son”, añadió Alonso, que considera que el único problema es que el PSOE “ha girado a la radicalidad”.

La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, considera que “Bárcenas tiene amordazado a Rajoy y Rajoy ha decidido amordazar al Parlamento”, para lo que cree que “se ampara cobardemente en su mayoría absoluta”. Cree que el “el PP está bloqueado por el miedo y ha decidido bloquear el Parlamento”.

La indignación de toda la oposición es patente e IU y UPyD hablaron esta mañana directamente de “secuestro del Congreso” por parte de la mayoría absoluta del PP. Los grupos indicaron que van a buscar todas las fórmulas legales posibles para forzar a Rajoy a venir este verano al Congreso y anunciaron intervenciones muy duras en la Diputación Permanente de esta noche, que incluirán peticiones de dimisión del Gobierno y reclamaciones de un adelanto electoral.