Compartir

En una entrevista en Onda Cero, Soria ha señalado que una parte del déficit eléctrico -desfase generado entre los ingresos y los costes del sistema- que todavía no está cubierto va a ser asumido por Hacienda “en los términos en que han sido acordados” con Industria.

Soria ha recordado además que este año Hacienda ya concedió un crédito extraordinario de 2.200 millones de euros con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para financiar los posibles desfases en los incentivos a las energías renovables.

El ministro de Industria ha señalado que tras las últimas medidas aprobadas sigue generándose un déficit anual de 4.000 millones en el sistema eléctrico que hay que atajar con medidas repartidas entre las compañías, el Estado y los consumidores.

Soria ha reiterado que la reforma busca disminuir los costes del sistema ajustando a “rentabilidades razonables” lo que reciben las compañías por las distintas actividades reguladas: transporte, distribución y primas al régimen especial (cogeneración y renovables), fundamentalmente.

Soria ha reconocido que la reforma no gustará a las empresas eléctricas y ha subrayado que España no puede permitirse cargar todo el problema sobre los consumidores, lo que supondría una subida de la luz del 15 %.