Inicio Últimas Noticias

Países iberoamericanos, indignados tras las noticias de espionaje de EEUU

Compartir

BRASILIA (Reuters) – Los indignados presidentes de algunos países de América Latina exigieron el martes que Estados Unidos brinde explicaciones sobre las nuevas acusaciones de que espió tanto a aliados como a críticos con sus programas secretos de vigilancia.

El martes, un diario brasileño publicó que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) realizó actividades de espionaje sobre la mayoría de los países de América Latina a través de sus programas, que consideraron a Colombia, Brasil y México como prioridades.

Tras citar documentos provistos por Edward Snowden, el exanalista de inteligencia estadounidense ahora fugitivo, el diario O Globo dijo que los programas de la NSA fueron más allá de los asuntos militares, al incluir lo que calificó como «secretos comerciales».

Estos temas incluyeron al sector del petróleo en Venezuela y a la industria de energía en México, de acuerdo con un gráfico que O Globo identificó como perteneciente a la NSA con fecha de febrero de este año.

Las actividades de vigilancia también se extendieron, de acuerdo al diario, a Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador.

Aunque el supuesto espionaje sobre estos países era «constante», las prácticas de espionaje más intensas fueron sobre Colombia, Venezuela, Brasil y México, sostuvo el diario.

Algunos presidentes pidieron una respuesta dura al supuesto programa de espionaje.

«Me corre frío por la espalda cuando nos enteramos que nos están espiando a todos a través de sus servicios de informaciones en Brasil», dijo la presidenta argentina, Cristina Fernández, en un acto.

«Yo espero que ahora en la reunión del Mercosur, este próximo viernes, los presidentes tengamos un fuerte pronunciamiento y pedido de explicaciones ante estas revelaciones que, en realidad, más que revelaciones son confirmaciones que teníamos de lo que estaba pasando», agregó.

El Mercosur está formado por Brasil, Venezuela, Uruguay y Paraguay, además de Argentina.

BRASIL INVESTIGA

El presidente de Perú, Ollanta Humala, quien surgió como un cercano aliado de Washington, dijo que las noticias preocupan.

«Nosotros estamos en contra de este tipo de actividades de espionaje», dijo Humala el martes.

El Gobierno de Brasil informó que creó un órgano de trabajo en varios ministerios para investigar las acusaciones de espionaje y establecer si se violó la privacidad de sus ciudadanos.

El comité de Relaciones Exteriores de Brasil citó al embajador de Estados Unidos para testificar sobre el caso. No está claro si Thomas Shannon, quien no está obligado a presentarse, lo hará.

En tanto, Gilberto Carvalho, un importante asesor de la presidenta Dilma Rousseff, dijo que se necesita una respuesta «muy dura» a Estados Unidos.

El artículo de O Globo fue escrito por Glenn Greenwald, Roberto Kaz y José Casado.

Greenwald, que trabaja para el diario británico The Guardian y vive en Río de Janeiro, fue el periodista que reveló por primera vez los documentos clasificados provistos por Snowden, quien fue acusado de espionaje por Estados Unidos.

La información pone en evidencia la extensa actividad de vigilancia de Washington a nivel internacional.

FOCO EN VENEZUELA, COLOMBIA Y MEXICO

O Globo citó documentos indicando que entre enero y marzo de este año, agentes de la NSA realizaron «acciones de espionaje» a través de un «informante» que según se dijo había catalogado llamadas telefónicas y accesos a Internet. Además se utilizó el programa Prisma del 2 al 8 de febrero, indicó la noticia.

Tal como fue revelado por Snowden a The Guardian, el programa Prisma de la NSA recopiló correos electrónicos, conversaciones de chat y documentos tomados directamente de servidores de compañías como Google, Facebook, Twitter y Skype.

Un país importante en el programa de vigilancia de la NSA fue Colombia, el principal aliado militar de Estados Unidos en la región, donde los movimientos del narcotráfico y de la guerra izquierdista de las FARC fueron seguidos de cerca, dijo O Globo.

En Venezuela, la NSA espió adquisiciones militares y a la industria petrolera, mientras que en México se recabó información sobre narcotráfico, el sector energético y los asuntos políticos empleando el programa Prisma.

El diario informó el domingo de que la NSA y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos habían reunido datos sobre tráfico telefónico y de correos electrónicos de Brasil, de acuerdo con documentos provistos por Snowden a Greenwald.

La agencia de telecomunicaciones de Brasil dijo el lunes que investigaría si operadores locales violaron las reglas de privacidad de sus clientes en la supuesta vigilancia de compañías brasileñas por parte de agencias de inteligencia de Estados Unidos.

El anuncio se produjo después de que autoridades estadounidenses aseguraran a Brasil que las noticias publicadas el domingo y el lunes por O Globo sobre el programa de la NSA eran incorrectos en lo que toca a ese país.

Según O Globo, el acceso a las comunicaciones brasileñas fue obtenido mediante compañías estadounidenses que eran socias de firmas de Brasil.

El artículo no identificó a ninguna empresa pero dijo que el programa de la NSA denominado Silverzephyr fue utilizado para acceder a llamados telefónicos, faxes y correos electrónicos.

O Globo también informó de que la CIA y la NSA manejaron estaciones de monitoreo para recopilar información de satélites de otros 65 países, incluyendo cinco en América Latina, tras citar documentos filtrados por Snowden que datan desde 2002.

El llamado Servicio Especial de Recolección operó desde las capitales de Colombia, Venezuela, Panamá, México y Brasil. El diario dijo que no se sabía si la supuesta actividad de espionaje a satélites continuó después de 2002.

/Por Anthony Boadle/