Compartir

Cuando no existe crédito, muchas empresas se ven obligadas a cesar su actividad y aquellos que tratan de emprender no encuentran el dinero necesario para hacerlo. Sin embargo hay vías de financiación más allá de los bancos.