Compartir

La Operación Paso del Estrecho (OPE), que se comenzó el pasado 15 de junio y finalizará el 15 de septiembre, ha superado los 250.000 embarques después de un fin de semana sin excesivo tránsito, a pesar de que las previsiones indicaban una masiva llegada de emigrantes magrebíes a los puertos. Según los datos facilitados por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, el operativo permanece casi un 30% por debajo de las cifras de 2012.

Los embarques han registrado entre el viernes y el domingo una media de más de 16.000 pasajeros diarios y entre 4.100 y 5.000 vehículos al día en los seis puertos implicados en este operativo anual. Por ello, la situación permanece con absoluta normalidad y ya se apunta al próximo fin de semana como nueva fecha para aumentar las llegadas, sobre todo al haberse iniciado ya el mes sagrado del Ramadán, que comienza hoy.

UN CUARTO DE MILLÓN

Hasta la fecha han embarcado 252.114 pasajeros y 65.128 vehículos frente a los 353.695 magrebíes y 91.260 automóviles del 2012, es decir, un descenso del 28,7 y del 28,6%, respectivamente en ambos tráficos.

Según un estudio de la naviera FRS basado en datos del Ministerio de Residentes Marroquíes en el Extranjero, el 37,5% de los viajeros de la OPE procederán de Francia, seguidos de España (22%), Italia (16%), Bélgica (9,7%), Países Bajos (8,6%) y Alemania (4%). El 2% restante corresponde a otros países de la UE y Suiza. Casi el 80% de los viajeros transitarán además por Francia.