Compartir

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice sumaba 77,21 puntos para colocarse en 15.301,9, al tiempo que el selectivo S&P 500 ganaba el 0,56 % (9,17 puntos) hasta 1.649,63, y el índice compuesto del mercado Nasdaq el 0,28 % (9,69 puntos) hasta 3.494,52.

El parqué neoyorquino celebraba que el mayor productor de aluminio de EEUU, Alcoa, anunciase que, si se excluyen cargos extraordinarios, ganó en el segundo trimestre 72 millones de dólares ó 7 centavos por acción, un 18 % más interanual y por encima de los 6 centavos que preveían los analistas.

Como cada trimestre, el gigante del aluminio inauguró así extraoficialmente la época de difusión de resultados en este país al ser la primera compañía del Dow Jones de Industriales en desvelar su evolución durante el segundo trimestre del año, y, si bien subió en los primeros minutos de las cotizaciones, ahora bajaba el 1,26 %.

Aunque la temporada de resultados acaparaba las miradas, los inversores también se fijaban en los pronósticos económicos anunciados hoy por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha recortado del 3,3 al 3,1 % sus previsiones de crecimiento mundial para este año.

Alcoa era una de las únicas cuatro empresas que bajaban a esta hora en el Dow Jones, entre las que también destacaba la tecnológica IBM (-1,33 %), mientras que el lado positivo lo encabezaban la tecnológica Cisco (2,04 %), el fabricante de maquinaria pesada Caterpillar (1,65 %) y la tecnológica Hewlett-Packard (1,27 %).

Fuera de ese índice la cadena de librerías Barnes & Noble subía el 2,94 % un día después de conocerse la renuncia de su consejero delegado, William Lynch, ante las dificultades que afronta la empresa.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 102,81 dólares por barril, el oro ascendía hasta 1.254,5 dólares la onza, el dólar bajaba frente al euro (que se cambiaba por 1,2841 dólares), y la rentabilidad de la deuda estadounidense a diez años se mantenía en el 2,63 %.