Compartir

“Para justificar la represión, usted (Carrillo) no puede acusar a los labriegos del Catatumbo y sus voceros de estar infiltrados o pertenecer a las FARC”, señaló la guerrilla en un comunicado leído en La Habana por el insurgente “Jesús Santrich”, alias de Seuxis Paucias Hernández.

El grupo guerrillero respondió así unas declaraciones del ministro del Interior, quien afirmó el domingo que las FARC tratan de incidir en el proceso de paz con el Gobierno por medio de las protestas del Catatumbo, región fronteriza con Venezuela.

La agrupación insurgente pidió a Carrillo “no estigmatizar” a los pobladores del Catatumbo y mirarlos “como lo que son: campesinos, gente humilde que desde mucho antes de iniciarse el proceso de La Habana, con justa agenda y con propia voz, han clamado pacíficamente por sus derechos conculcados”.

“La Habana es el espacio donde intentamos encontrar caminos de paz para nuestro país, ¿por qué demeritar con expresiones desafortunadas esta causa?”, reprochó la guerrilla al ministro del Interior.

Las FARC añadieron que si hay acuerdo en buscar las maneras de hacer política sin armas “no puede entonces el gobierno criminalizar y responder con balas a la protesta social”.

La delegación de paz de las FARC divulgó este comunicado en La Habana antes de iniciar una nueva sesión de las conversaciones que sostiene con el Gobierno colombiano.

Los diálogos para intentar la paz cumplen ya su undécimo ciclo y están centrados en el tema de la participación política, segundo punto de la agenda pactada para el proceso.

Como han hecho en los últimos días, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) continuaron este lunes desgranando sus propuestas en torno a ese asunto y en concreto hoy reclamaron la reforma de la Justicia y del sistema electoral del país andino.