Compartir

En concreto, el 45 % de los hogares cambiaría de tarifa de internet o proveedor si obtuviese una mayor velocidad, lo que a ojos de la Comisión “cierra la brecha” entre precio y velocidad como factores determinantes a la hora de contratar el servicio.

“Los consumidores se preocupan cada vez más por tener una conexión lo suficientemente rápida para, por ejemplo, ver vídeos, mientras que para aquellos que gestionan una empresa desde su casa la velocidad también supone un factor de competitividad”, aseguró en un comunicado la vicepresidenta de la CE y responsable de Agenda Digital, Neelie Kroes.

“Ahora, los consumidores se centran tanto en la velocidad como en el precio cuando toman sus decisiones”, agregó.

Sin embargo, Kroes lamentó que el 54 % de los hogares europeos todavía restrinja el número de llamadas móviles nacionales e internacionales que realizan debido a su coste.

“Vivimos en la era del teléfono inteligente, en la que una alta calidad de los servicios móviles supone una parte esencial del día a día. No es aceptable que la mitad de la población limite sus llamadas por los costes y tampoco es aceptable que la ausencia de un mercado único conectado justifique estas restricciones”, sentenció.

Por otro lado, los datos del Eurobarómetro también revelan que cerca del 40 % de los europeos considera difícil acceder a contenido en línea o bien a aplicaciones móviles, a causa de una insuficiente velocidad o capacidad de descarga.

En cuanto a la calidad del servicio, el 20 % experimenta dificultades para acceder a contenidos o aplicaciones, en especial cuando se trata de visualizar vídeos (42 %), escuchar música (22 %), ver eventos en directo (20 %) o jugar a juegos en línea (19 %).

La calidad del sonido en las conexiones a través de teléfonos móviles o internet también es deficitaria, con sólo un 38 % y un 25 % de encuestados que considera que ésta es buena calidad, comparada con el 49 % de los usuarios de redes fijas.

Según los datos del Eurobarómetro, el número de hogares con al menos una tarifa de internet móvil contratada es del 44 %, lo que supone un incremento de 12 puntos respecto al año anterior.

Asimismo, el 45 % de los hogares tiene contratado un paquete de servicios del mimo proveedor, que puede incluir televisión, banda ancha, telefonía fija y móvil.

Aunque el 40 % de los contratantes de estos paquetes han valorado la posibilidad de cambiar de proveedor, el 29 % considera que es difícil comparar los paquetes entre ellos, según mostró la encuesta Eurobarómetro.