Compartir

El portavoz de la Coordinadora Antinucleer del País Vasco, Alfonso Ribote, ha señalado que “las millonarias inversiones que Nuclenor debe hacer en seguridad según el Consejo de Seguridad Nuclear confirma que a día de hoy Garoña no es segura”.

En este sentido, ha considerado que el “desconcierto” de los últimos meses sobre el cierre de Garoña, con declaraciones “confusas” por parte del Nuclenor y del Ministerio de Industria indican “la falta de transparencia y democracia que rodea la energía nuclear”.

Por su parte, el portavoz de Ecologistas en Acción en Burgos, Luis Oviedo, ha considerado que el anuncio del Gobierno de elaborar una normativa específica “a la carta” para que Garoña pueda seguir activa después de la Orden Ministerial de cierre que se ejecutó a las 00.00 horas de hoy es “algo próximo a la prevaricación”.

Unas 200 personas han salido de Barcina del Barco en una marcha que está recorriendo los dos kilómetros que separan esta localidad de la central nuclear de Garoña, a cuyas puertas llevarán a cabo una concentración bajo el lema “Garoña cierra ya y todas las demás”.

Los grupos ecologistas y antinucleares que han convocado la marcha creen que pudiera ser la última después de 24 ediciones.