Compartir

El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, y el hasta ahora ministro de Exteriores, Paulo Portas, hicieron ayer las paces ante las cámaras para dejar claro a los portugueses que el Gobierno sigue en pie. Tras una pequeña cumbre celebrada por la tarde en un hotel de Lisboa entre los dos partidos que forman la coalición -el PSD como fuerza mayoritaria y el CDS-PP en minoría-, Passos Coelho…