Compartir

No habían tenido ocasión de coincidir todos juntos desde diciembre. Y tampoco desde que el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, anunció hace dos semanas su intención de abandonar la política tras este mandato con el argumento de que hacen falta «nuevos pilotos» para un tiempo nuevo. Aquella decisión, inesperada y comunicada a Alfredo Pérez Rubalcaba con apenas 24 horas de ante…