Compartir

En el primer trimestre de 2013, las remesas enviadas por los trabajadores nicaragüenses desde el exterior ascendieron a 257,3 millones de dólares, un 2,9 % más respecto al mismo período del año pasado, cuando alcanzaron 250,1 millones de dólares, indicó en un informe el banco emisor del Estado.

Esos ingresos provinieron principalmente de Estados Unidos (57,6 %), Costa Rica (23,2 %), España (5 %), Panamá (2,3 %), El Salvador (1,7 %), Canadá y México (0,9 %), precisó la fuente.

Estados Unidos es desde hace varios años la principal fuente del envío de dinero de los inmigrantes nicaragüenses que trabajan en el exterior.

Nicaragua recibió 1.014,2 millones de dólares en remesas familiares en 2012, la cifra más alta de las últimas dos décadas, según cifras oficiales.

Los 1.014,2 millones representó un crecimiento de 102,6 millones de dólares (11,3 %) con respecto a los 911,6 millones de dólares recibidos en 2011, de acuerdo a la información oficial.

Las remesas familiares que llegaron a Nicaragua el año pasado provinieron principalmente de Estados Unidos con 553,4 millones de dólares, para un 54,6 % del total; seguido por Costa Rica con 182,6 millones de dólares (18 %), y España con 57,9 millones (5,7 %), entre otros países.

Los 1.014,2 millones de dólares en concepto de remesas familiares en 2012 representaron un 9,7 % del producto interno bruto (PIB) en 2012 y un 9,5 % en 2011.

Las remesas familiares en Nicaragua sumaron 822,8 millones de dólares en 2010; 768,6 millones en 2009; 818,1 millones en 2008 y 739,6 millones en 2007.

Entre 1994 y 2003, los nicaragüenses recibieron en concepto de remesas 2.341 millones de dólares para un promedio anual de 234,1 millones de dólares, según datos oficiales.

Cerca del 20 % del total de la población nicaragüense, calculada en un poco más de seis millones de habitantes, vive en el extranjero, principalmente en Estados Unidos y Costa Rica, y la mitad de ellos son indocumentados.