Compartir

El presidente del PE, en la segunda jornada de su visita a Madrid, participó en un encuentro con directivos de los principales medios informativos españoles, organizado por la Agencia EFE y con su presidente, José Antonio Vera, como anfitrión.

Durante el encuentro, el presidente del Parlamento Europeo expresó sus opiniones sobre la crisis, se refirió al euroescepticismo como un mal contra el que tienen que luchar las principales fuerzas democráticas europeas y pidió confianza a los jóvenes europeos y españoles para superarla.

También habló de la importancia de las elecciones europeas, que se celebrarán en mayo de 2014, para recuperar la idea de Europa, pero no desde una perspectiva nacional, sino debatiendo y resaltando lo que diferencia a unos partidos de otros y el interés común.

Posteriormente, en declaraciones a EFE, Schulz pidió a los jóvenes españoles que no se resignen, porque hay sitio para ellos en el futuro, y que no se dejen llevar por “las palabras huecas que han escuchado hasta ahora”, que les han dejado “vacíos y sensación de promesas incumplidas”.

El presidente de la Eurocámara, que pidió a los españoles que luchen por el futuro de España, pero que comprendan que tienen que formar parte de una “Europa fuerte”, advirtió en varias ocasiones lo importante que es conseguir que Europa tenga un papel de relevancia mundial, gracias a su gran capacidad económica y a su desarrollado nivel social.

“No puedo prometerles a los jóvenes un trabajo para ya”, dijo Schulz a Efe, pero sí puedo decirles que “se movilicen”, que respalden “a quienes quieren cambiar la estrategia de Europa, a quienes quieren dejar atrás la simple austeridad”.

El presidente del PE, que rehúsa desvelar si él será el candidato socialista a la Comisión Europea, dice que “no tiene un plan B” en el caso de que finalmente lo sea, “sobre todo porque en Europa no existe un plan A”.

“Muchas cosas pasan en Europa por casualidad y no porque estén estructuradas”, dijo Schulz, quien, lejos de criticar al presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso -“le respeto personalmente aunque políticamente somos diferentes”- si dijo que en estos años se ha perdido “el papel coordinador” entre los intereses de los Estados miembros que debe realizar el ejecutivo comunitario.

“No tengo nada contra Barroso, pero sí contra la institución que no responde suficientemente en todos los ámbitos a las necesidades de nuestro tiempo”, dijo Schulz.

Al comentar los próximos comicios europeos, el político socialdemócrata alemán resaltó la importancia que tendrá una futura Comisión Europea que actúe como un poder ejecutivo central en Europa y legitimada por unas elecciones.