Compartir

El propietario de Zara, Amancio Ortega, dejó sin pagar 33 millones de euros del impuesto de patrimonio entre 2001 y 2003, según publica hoy El País. Esa cantidad correspondería a una venta de acciones de Inditex por valor de 1.300 millones que después fue invertida en dos sociedades de inversión inmobiliaria de capital variable.Y es que, pese a que la normativa del impuesto de patrimonio dejaba ex…