Compartir

Don Felipe y Doña Letizia han llegado al Patio de Armas de la Academia General Militar sobre las 11.30 horas, y después de pasar revista el Príncipe a las tropas, ambos han saludado a las autoridades regionales y locales que han asistido al acto.

En total se han entregado reales despachos a 342 hombres y a 41 mujeres de los cuerpos General de las Armas, Intendencia, Guardia Civil, Especialistas, Ingenieros Politécnicos y de los Cuerpos Comunes.

El Príncipe de Asturias ha sido el encargado de entregar estos destinos a los número uno de cada cuerpo.

El general director de la AGM, Jerónimo de Gregorio Monmeneu, ha felicitado en su discurso a todos los que hoy se han graduado después de muchas horas de estudio y dura instrucción y del esfuerzo de afrontar “el rigor de un régimen académico exigente, diseñado para obtener lo mejor de cada uno y proporcionales una sólida formación física, moral, técnica e intelectual”.

Ha subrayado que de los nuevos oficiales se espera entusiasmo, competencia profesional, capacidad de mando, honestidad, lealtad y especialmente ejemplaridad, y les ha recomendado que se preocupen siempre por sus subordinados, que les exijan pero también que los traten con justicia y respeto, que los escuchen y que fomenten en ellos los lazos de unión y compañerismo.

Además, ha destacado que la vida, también la militar, es un aprendizaje constante, que aprenderán de sus superiores, compañeros y subordinados y de los éxitos y fracasos, y les ha animado a no dejar nunca de profundizar en sus conocimientos a través del estudio y la actualización permanente, procurando mantener siempre la mente abierta y preparada para adaptarse al cambio.

Tras la alocución del general director de la Academia General Militar, se ha celebrado el homenaje a los que dieron su vida por España y se han disuelto las tropas antes del desfile por el recinto militar.

Los oficiales del Ejército de Tierra, de la Guardia Civil y de los Cuerpos Comunes de la Defensa que han finalizado su ciclo de formación rompieron filas por última vez en la Academia General Militar a la orden del Príncipe y lanzaron sus gorras y tricornios al aire, como es tradicional.

Al acto han asistido, entre otras autoridades, la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, y cientos de familiares de los nuevos oficiales.