viernes, 25 septiembre 2020 19:49

El Gobierno Vasco cree que Garoña no se cerrará de forma definitiva

Tapia, en declaraciones a EFE, ha recalcado que tanto la propia empresa como el Gobierno central nunca han dejado claro que el cierre previsto para mañana sea “definitivo” y que ambos siempre han mantenido “la puerta abierta” a la continuidad de la central.

“Creo que esa central todavía no se va a cerrar definitivamente, puede quedar ahí y, en determinado momento, volver a ser rentable y volver a abrir si las inversiones son asumibles por Nuclenor”, ha manifestado la consejera vasca del ramo.

El Ministerio de Industria anunció el pasado 19 de junio el cierre de Garoña dada la imposibilidad de cumplir los plazos legales para que Nuclenor tuviera la opción de decidir si pedía una nueva prórroga de su vida útil.

Sin embargo, el titular de Industria, José Manuel Soria, subrayó que su cartera seguía estudiando el caso, pues el cese de actividad de la planta no se debía a causas de seguridad, sino a razones económicas, que es lo que aduce Nuclenor, participada por Iberdrola y Endesa.

La orden ministerial que cerrará Garoña, que a más tardar debe publicarse en el BOE mañana, día 6 de julio, abre un proceso que puede prolongarse durante tres años.

En este periodo, se procedería a la fase de desmantelamiento y al cambio de titularidad de la planta en favor de la empresa pública Enresa, encargada del tratamiento de los residuos.

El pasado 16 de diciembre, la central nuclear más antigua y pequeña de España se desconectó de la red eléctrica y comenzó a trasladar su combustible del reactor a la piscina de almacenamiento, anticipando de esta manera su clausura.

Entonces, Nuclenor lo justificó en razones de viabilidad económica para no seguir (las nuevas tasas sobre el sector nuclear aprobadas por el Gobierno del PP), aunque indicó su deseo de continuar si había cambios, en alusión a la reforma energética que está ultimando el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Nuclenor comunicó a los trabajadores el pasado miércoles que el cese era “reversible” y que a partir del próximo lunes, trabajarían en un “periodo de transición” hasta que se decida el futuro de la planta.