miércoles, 30 septiembre 2020 2:43

Golpe de Estado en Egipto: Al menos una decena de muertos y heridos en los disturbios

Al menos una decena de personas han muerto en los enfrentamientos que
estallaron en Egipto
tras anunciarse que las Fuerzas Armadas deponían al
presidente del país, Mohamed Mursi
, según los medios oficiales
egipcios.

Seis de los muertos se produjeron en enfrentamientos en
los alrededores del edificio de la Gobernación de la ciudad de Marsa
Matruh, en el noroeste de Egipto.

Según la agencia oficial Mena,
el incidente, que causó además quince heridos de bala, comenzó cuando
decenas de manifestantes en favor de Mursi atacaron a las fuerzas
encargadas de custodiar la sede del gobernador, lo que motivó la
respuesta de estos.

Mientras, en Minia (sur), otras tres personas
murieron y 14 resultaron heridas en el ataque de un grupo de fieles a
Mursi
sobre manifestantes que celebraban su derrocamiento en la llamada
plaza Al Shuhada.

En esa misma ciudad se produjeron saqueos y
destrozos, por parte de seguidores islamistas, de tiendas y
establecimientos de opositores.

Mientras, en Alejandría hubo un
muerto y doce heridos
en choques entre partidarios y detractores de la
decisión militar, agregó Mena.

Cientos de simpatizantes de los
Hermanos Musulmanes habían anunciado que iban a acampar en la zona de
Sidi Bachar de la urbe, en la que se juntaron con egipcios que
celebraban el derrocamiento.

Las fuerzas de seguridad lograron controlar finalmente la situación.

En
otras localidades como Al Fayum, al sur de El Cairo, no se registraron
víctimas mortales, pero sí un gran número de heridos, al menos 70, según
fuentes oficiales.

Fuerzas de la Policía y del Ejército, con
blindados y gases lacrimógenos,
lograron controlar airadas protestas de
miembros del movimiento islamista en la ciudad de Sohag, capital de la
provincia homónima.

Los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes
gritaban consignas contra el ministro de Defensa, Abdel Fatah el Sisi,
que anunció la sustitución de Mursi por el presidente del Tribunal
Constitucional Supremo, Adli Mansur, y la suspensión de la Constitución.