Compartir

La versión Rubicon del Jeep Wrangler cumple diez años. Para celebrarlo, la marca lanza la nueva serie especial 10th Anniversary, limitada a solo 40 unidades para el mercado español que se vende en carrocería de dos y cuatro puertas. Los precios, incluida la promoción, son de 42.650 euros para el primero y 45.000 euros para el segundo.

Rubicon es la denominación de una de las reuniones que organiza Jeep en California, que junto a la también conocida como Jamboree, es una de las concentraciones más extremas para la conducción todoterreno, que si bien sirve además como banco de pruebas para el fabricante para comprobar el desarrollo de los nuevos modelos, es también una cita que los buenos aficionados al coche americano o a la práctica del 4 x 4 deberían ir al menos una vez. Una ruta que se celebra desde hace más de 40 años.

Esta nueva serie limitada se reconoce exteriormente por el emblema ?10th Anniversary? y el adhesivo ?Rubicon? en los laterales del capó. Otros detalles son los pasos de rueda en negro y las tomas de aire dobles en el capó, que ofrecen una imagen más agresiva al Jeep. Las protecciones laterales inferiores Rock Rails llevan la firma de Mopar lo que asegura una buena protección en las rutas más más duras, si bien este tipo de elementos no es el preferido del conductor más exigente a la hora de afontar ciertas dificultades.

Para el mercado español, el Wrangler 10th Anniversary va equipado de serie con el techo duro Freedom Top de tres paneles pintado en negro mientras que los colores previstos para la carrocería son el Gris Metal, disponible en toda la gama Wrangler, y el exclusivo Anvil. Las ruedas, con llantas de aluminio de 17 pulgadas pintadas en negro Gloss, dan un toque de exclusividad a este modelo especial.

El interior presenta asientos exclusivos en piel con la inscripción ?Rubicon 10th Anniversary? bordada en el respaldo de los delanteros. El volante, revestido en piel, y la consola central destacan por unos elegantes pespuntes en color rojo. En la instrumentación se incluye ordenador multifunción, con datos muy útiles como la presión de los neumáticos, la temperatura o la presión del aceite.

El asidero frontal del lado del pasajero lleva el logo ?Rubicon 10th Anniversary?. También dispone de un sistema multimedia de entretenimiento con pantalla táctil de 6,5?, disco duro de 30 GB, puerto USB, entrada auxiliar de audio y reproductor de DVD.

El sistema de tracción integral de este Jeep Wrangler es el conocido ?part-time? con reductora y bloqueos electrónicos de los diferenciales delanteros y traseros para una conducción todoterreno exigente. Los diferenciales permiten maniobras a baja velocidad en cruce de puentes, subidas o bajadas con fuerte inclinación o sobre superficies de escasa adherencia, al distribuir el par entre las ruedas del mismo eje y lograr una mayor tracción.

Otra característica única de la versión Rubicon es el sistema de desconexión de la barra estabilizadora delantera, muy útil para situaciones off road. El objetivo es aumentar el recorrido de las suspensiones y mejorar la tracción cuando se recorre un tramo particularmente comprometido. Una vez de vuelta al asfalto se vuelve a conectar para incrementar la estabilidad y el menor balanceo de la carrocería en las curvas.

En cuanto al motor, la versión del décimo aniversario se comercializa con el conocido propulsor turbodiésel de 2,8 litros y 200 caballos de potencia. Destaca por su progresividad, con un elevado par de 460 Nm que se alcanza en un amplio margen de revoluciones lo que mejora la respuesta desde bajas revoluciones. La caja de cambios es automática con control electrónico.