Compartir

Rodeado de figuras políticas, religiosas y militares, el jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdel Fatah el Sisi, anunció ayer el fin de la presidencia de Mohamed Mursi. En lo que los fieles al presidente describen como un golpe de Estado y sus detractores como la justa y legítima voluntad del pueblo, el Ejército cumplió su amenaza y anunció anoche una hoja de ruta para el país de la que el isla…