Compartir

La agencia de calificación Standard & Poors ha decidido dar un toque de atención a la banca de inversión europea. Así, ha anunciado que recorta el rating de la deuda a largo plazo a Barclays Bank, Credit Suisse y Deutsche Bank, desde A+ a la actual A, por los «crecientes riesgos» a los que se enfrentan los grandes grupos financieros europeos, activos en la banca de inversión. Y es que no cabe duda…