Compartir

Un centenar de agresiones sexuales se han cometido en la Plaza Tahrir
y sus alrededores en menos de una semana durante las manifestaciones
contra el presidente islamista Mohamed Mursi, ha indicado este miércoles
la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW).

HRW, con sede en Nueva York, ha señalado al menos 91 agresiones desde el 28 de junio, algunas de las cuales desembocaron en violaciones. La ONG obtuvo información de las asociaciones locales, que luchan contra ese fenómeno recurrente durante las manifestaciones en Egipto. El comunicado de HRW señaló cinco ataques contra mujeres el 28 de junio, 46 el domingo 30 de junio -la jornada de las manifestaciones más multitudinarias-, 17 agresiones el 1 de julio y 23 el 2 de julio.

Según las víctimas, muchas agresiones empiezan con un grupo de hombres jóvenes “que descubre a una mujer, la rodea, la separa de sus amigos” y la agrede, arrancándole la ropa o violándola. En algunos casos, la víctima es arrastrada por el suelo para seguir siendo agredida en otro lugar.

En varios casos, estos ataques, algunos de los cuales duraron casi una hora, condujeron a hospitalizaciones. HRW ha indicado además que algunas mujeres fueron “golpeadas con cadenas, bastones, sillas y atacadas con cuchillos”. El comunicado lamenta “el desinterés del gobierno” ante este problema que conduce a una cultura “de la impunidad”.