Compartir

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha pasado en Viena toda la noche tras un aterrizaje forzoso después de varios países europeos le negaran el permiso para sobrevolar sus territorios -inicialmente tenía previsto hacer escala en Canarias-, lo que ha desatado malestar en gran parte de Latinoamérica.Tras más de diez horas con su avión presidencial retenido en la capital austríaca por la falta de …