Compartir

Dos niños de 15 años han sido encontrados muertos en el estado mexicano de Jalisco después de desaparecer hace 15 días, según podemos leer en El Universal.

Las primeras investigaciones apuntan a un inusual caso de violencia relacionada con el acoso escolar.

Al parecer, los niños fallecidos, Luis Antonio y Andrés, compañeros de clase entre ellos, habían acosado a otro menor en el colegio.

Este menor resultó ser familia de un narco mexicano, Nacho Coronel, e hijo del sucesor de su cártel, otro narco apodado 'El Changel'.

La policía ha detenido a un adolescente como presunto autor material del doble homicidio.

El detenido se ha confesado culpable y ha explicado cómo, a petición de 'El Changel', otro hijo de éste y él mismo planearon atraer a los dos niños a un centro comercial donde les secuestraron para después matarles y enterrar sus cuerpos en un bosque.

La Policía ha asegurado que habrá más detenciones.