Compartir

El artefacto fue descubierto cuando el paquete en el que se encontraba cayó accidentalmente al suelo y se prendió fuego, aunque sin explotar.

El personal de Correos llamó entonces a los especialistas de la Policía que destruyeron el artefacto de forma controlada.

En un comunicado, la Policía griega explicó que el artefacto había sido enviado a un ex alto cargo de la brigada Antiterrorista desde Salónica.

Filtraciones de la brigada antiterrorista a los medios griegos relacionan el asunto con los detenidos de la organización armada anarquista Conspiración de los Núcleos del Fuego y, de hecho, el destinatario del paquete bomba había jugado un papel importante en la detención de militantes de la organización en 2009.

Varias decenas de supuestos miembros de Conspiración de los Núcleos de Fuego están detenidos en la cárceles griegas, condenados a penas diversas.

Desde hace un mes, un presunto miembro de esta organización, Kosta Sakás, está en huelga de hambre exigiendo su puesta en libertad, por haber sobrepasado el tiempo máximo de detención preventiva de 30 meses previsto por la legislación griega.

La semana pasada, un tribunal de Atenas rechazó su puesta en libertad.

Kostas Sakás, detenido en 2010 junto al miembro de la Conspiración de los Nucleos del Fuego Aléxandros Mitrusias, siempre ha negado su participación en la organización armada.

El grupo surgió en enero de 2008, con una serie de ataques con artefactos explosivos, que nunca causaron muertos o heridos graves.

En otoño de 2009, unas semanas ante las elecciones legislativas, la brigada antiterrorista detuvo a una decena de presuntos miembros de la organización.

A finales de 2010, Conspiración de los Nucleos de Fuego envió 14 cartas con explosivos a varias embajadas en Atenas; a la canciller alemana, Angela Merkel; al entonces presidente francés, Nicolas Sarkozy, y al en aquel momento primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Los artefactos fueron descubiertos y ninguno de ellos llegó a su destinatario.

Después de este atentado hubo otra oleada de detenciones y Conspiración de los Nucleos de Fuego se dio por desmantelada.

Hace un mes, una bomba estalló bajo el coche de la directora de la cárcel de máxima seguridad de Korydalós, donde están encarcelados muchos de los miembros de la organización armada, hiriendo levemente a una mujer a pesar de que una llamada había avisado del atentado.

“Tras casi dos años de silencio, la bomba que colocamos en el coche de la directora de la prisión de Korydalós es la primera gota antes de la tormenta”, amenazó el grupo en un comunicado en el que reivindicaba su autoría.

Además, aseguró que ha entrado en colaboración con grupos como Federación Anarquista Informal (FAI), Bandas de Conciencia y Secta Revolucionaria, esta última conocida por la violencia de sus actos.

En un incidente aparentemente sin relación al anterior, durante la pasada noche un grupo de desconocidos penetró en el recinto del Ministerio de Cultura -en el barrio ateniense de Exarjia, conocido por su actividad anarquista- y lanzó un artefacto incendiario a un coche que estaba aparcado.

La Policía ha detenido a dos personas que hoy pasarán a disposición judicial.