viernes, 7 agosto 2020 21:06

El declive de los servicios es menor en junio gracias a los nuevos pedidos

El Índice de Actividad Comercial de junio se situó en 47,8 puntos, y subió cinco décimas respecto al registro de mayo, con lo que acumuló dos meses seguidos de ascenso.

La reducción de la actividad fue la más lenta de la actual secuencia de declive, que se extiende ya a dos años y según Markit también se observa una “notable mejora” con respeto al optimismo durante el mes.

El sector de la intermediación financiera registró un incremento de la actividad, mientras que el resto de los sectores tuvieron contracciones, sobre todo el de los hoteles y restaurantes.

Los nuevos pedidos también se redujeron a un ritmo más débil en junio, el más lento en veintidós meses.

No obstante, las empresas del sector servicios español siguieron destruyendo empleo a un ritmo marcado, igual que el de mayo, de acuerdo con las caídas de las ventas.

El empleo disminuyó más rápidamente en las empresas del transporte y almacenamientos y sólo las de intermediación financiera contrataron a más personal.

El sentimiento empresarial aumentó en junio y fue el más fuerte en casi dos años, ya que las empresas ven indicios de que la crisis económica se está moderando.

En este sentido, el economista de Markit Andrew Harker asegura que el mejor dato del sector servicios unido a la mejoría en el declive del sector manufacturero “refuerza la impresión de que la gravedad de la actual recesión se está moderando”.

Por ello, Markit prevé que la caída del PIB en el segundo trimestre del año será menor que la contracción del 0,5 % que registró la economía española en el primer trimestre.

En cuanto a la zona euro, el Índice PMI Compuesto Final de Actividad Total de Markit indicó una nueva moderación del ritmo de contracción de la actividad económica hasta alcanzar su mínima en quince meses y destaca que la economía española se haya contraído al ritmo más lento en dos años.

La actividad del sector servicios de la zona euro ralentizó también su caída, y fue la más débil desde enero, aunque el empleo siguió destruyéndose y la presión a la baja en el nivel de empleo se podría moderar aún más en los próximos meses.

El ritmo de declive de los nuevos pedidos en la Eurozona también registró su mínima en cinco meses y las notas positivas del sector servicios las proporcionaron Irlanda y Alemania.

El crecimiento de la actividad de los servicios en Irlanda fue “sólido” y las empresas alemanas tuvieron un ligero crecimiento de la actividad tras haber caído en abril y mayo.

Por otra parte, la confianza empresarial con respecto a las condiciones de los negocios en el plazo de doce meses mejoró ligeramente frente a la mínima de lo que va de año.

De todas formas, el PMI de junio está todavía por debajo de los 50 puntos, lo que indica -según el economista jefe de Markit, Chris Williamson, que la recesión de la zona euro se ha extendido a su récord de siete trimestres consecutivos.

“No obstante, hay buenas razones para creer que la región se está estabilizando y en camino de volver al crecimiento en el segundo semestre del año”, indica.

Artículos similares