Compartir

LA PAZ (Reuters) – Bolivia denunció el martes que el avión del presidente Evo Morales, tuvo que aterrizar en Austria tras salir de Rusia por las sospechas de que el antiguo empleado de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos Edward Snowden pudiera ir a bordo, después de que varios países rechazaran su petición de asilo.

Portugal y Francia cancelaron abruptamente el permiso para sobrevolar su territorio, obligando a la parada imprevista en Viena.

No había pruebas de que Snowden, a quien Washington busca por espionaje tras divulgar datos de sus programas secretos de espionaje, hubiera dejado la zona de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo de Moscú.

La coincidencia de que Morales declaró desde Moscú, donde participaba en una cumbre de países productores de gas, desató versiones de que en el avión del mandatario socialista viajaba escondido Snowden para escapar de los cargos por los que Estados Unidos emitió una orden de arresto.

Pero ministros bolivianos rechazaron esas versiones y las calificaron de “mentiras infundadas” promovidas por el Departamento de Estado estadounidense en su afán de desacreditar al Gobierno de Morales, con el que ha tenido una relación tirante.

“Ya el Presidente (Morales) ha dicho con mucha claridad y de manera rotunda que el señor Snowden no estuvo ni está en el avión presidencial y su palabra es suficiente. Está diciendo la verdad”, dijo el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.

El funcionario que acompaña en el avión al mandatario fue informando paso a paso desde Viena, a donde fue desviado el avión, acerca de los países que negaron el sobrevuelo y cómo fueron reconsiderando uno a uno la medida mientras la tripulación buscaba una ruta de vuelo que permitiera a Morales volver a casa.

Snowden pidió asilo a más de una decena de naciones, pero ha recibido expresiones de rechazo de algunas de América Latina, de Asia y de Europa mientras Washington ejerce presión para que sea extraditado a su país.

No obstante, Venezuela pidió al mundo protegerlo, Bolivia dijo estar dispuesta a evaluarlo si hacía la solicitud y Ecuador -que sí recibió un pedido formal- está también abierto a considerarlo.

BOLIVIA PIDE REUNION DE EMERGENCIA

Bolivia pidió explicaciones a los países europeos y además de argumentar que la aeronave de su Fuerza Aérea tenía la debida autorización de vuelo, instó al mundo a repudiar esa actitud “abusiva” en contra de Morales y pidió una reunión de emergencia de los gobiernos de América Latina.

El vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, declaró que Morales “ha sido secuestrado por el imperio” -como llama al Gobierno de Washington- y rechazó el comportamiento de los países europeos.

“No vamos a aceptar chantajes de ningún país, en las horas, en los minutos pasados han pretendido chantajear al presidente, de que le darían autorización a sobrevolar algunos países europeos siempre y cuando permitan que se revise el avión presidencial, ¿dónde se ha visto eso?”, declaró.

Los gobiernos de un grupo de países latinoamericanos liderados por presidentes de izquierda, entre ellos Ecuador, Nicaragua y Venezuela, condenaron inmediatamente el impedimento del sobrevuelo al avión de Morales y le expresaron su solidaridad.

“Quieren amedrentarnos, es una discriminación hacia nuestro presidente, se ha puesto en riesgo la vida de nuestro presidente (…) teníamos nosotros la respectiva autorización”, dijo el canciller David Choquehuanca.

/Por Daniel Ramos/