Compartir

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dicho hoy que dará la batalla para aumentar los fondos europeos para combatir el paro juvenil más allá de los 6.000 millones de euros acordados en la cumbre de la semana pasada y ha confirmado que prevé dedicar los 1.900 millones que corresponden a España a bonificar los contratos juveniles por considerar que es la medida que tendrá más efectos inmediatos.

Durante su visita a Berlín para participar en la cumbre sobre paro juvenil organizada por la canciller alemana, Angela Merkel, Rajoy ha pedido a los países que tienen margen de maniobra, como Alemania, que aumenten su demanda interna para reactivar el crecimiento en la eurozona, porque sólo así se creará empleo.

“No se ha cerrado esta posibilidad, está abierta y como presidente del Gobierno español eso me interesa, me conviene y por tanto daré la batalla para que eso sea así”, ha dicho Rajoy en una breve comparecencia ante la prensa al ser preguntado por la posibilidad de que se aumente el fondo contra el paro juvenil. “Creo que habrá posibilidades de conseguirlo a lo largo de este periodo del marco financiero plurianual”, ha agregado.

Los líderes europeos acordaron en la cumbre de la semana pasada dedicar también al paro juvenil los sobrantes del presupuesto europeo entre 2014 y 2017, lo que podría aumentar la dotación total del fondo de 6.000 a 8.000 millones de euros.

El presidente del Gobierno ha defendido que la mejor forma de emplear los 1.900 millones que le corresponden a España es “en decisiones que produzcan efectos ya”. “Ese es el criterio más importante”, ha insistido para justificar que el dinero se utilice para financiar las bonificaciones y exenciones de las cuotas a la seguridad social previstas en la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven.

“Lo más eficaz es lo que estamos haciendo, son las deducciones a las cuotas a la seguridad social, porque la seguridad social es el impuesto que más afecta al empleo, mucho más que los impuestos indirectos y que el impuesto sobre la renta de las personas físicas”, ha alegado Rajoy.

“Yo creo que esto es lo mejor, lo más eficaz. Si conseguimos que se contraten jóvenes con unas bonificaciones que pueden llegar a exenciones eso para mi es lo más importante”, ha insistido el presidente del Gobierno. “Todo lo que convenga a una rápida contratación, yo lo pondré en marcha”, ha señalado.

En todo caso, las medidas adoptadas hasta ahora por el Gobierno están empezando a “surtir efectos”, según Rajoy, porque el paro juvenil ha bajado un 6% entre junio de 2012 y junio de este año, mientras que el desempleo total ha seguido subiendo. “Eso no es para echar ni mucho menos las campanas al vuelo, porque estamos en unas cifras que no son admisibles y hay que superar”.

Fragmentación del crédito a las pymes

En todo caso, Rajoy ha insistido en que el principal problema que impide que se cree empleo es que “no hay crecimiento” y ha reclamado a la UE más medidas para reactivarlo. “Llevamos seis trimestres en recesión, con crecimiento económico negativo”, ha denunciado. “Si todo el mundo crece y una región llamada Europa tiene crecimiento negativo pues habrá que preguntarse qué estamos haciendo”, ha dicho el presidente del Gobierno.

A su juicio, los países con déficit excesivo como España deben seguir con el proceso de consolidación fiscal. Pero ha pedido que “aquellos países que pueden permitírselo por tener un déficit público menor o por tener incluso superávit de sus cuentas públicas consuman más, aumenten su demanda interna” para ayudar a las exportaciones del resto de países.

El presidente del Gobierno ha denunciado además de nuevo el “gravísimo problema” de la fragmentación del mercado de crédito para las pymes en la eurozona, que hace que empresas españolas tengan que pagar intereses más altos que compañías alemanas con el mismo nivel de solvencia. “Es un tema que yo pienso que hay que abordar”, ha apuntado.

Finalmente, Rajoy se ha comprometido a seguir en la línea de las reformas estructurales para mejorar la competitividad de la economía y ha destacado que gracias a estas medidas España ha corregido su déficit exterior y las exportaciones han aumentado un 8% durante los primeros cuatro meses del año.

Malestar con Merkel

La convocatoria de esta reunión por parte de Merkel solo unos días después del Consejo Europeo y al margen de la presidencia de turno de Lituania ha provocado malestar en las instituciones europeas y en algunas capitales. El Parlamento Europeo llegó a presentar una protesta oficial por no haber sido invitado y finalmente ha logrado que asista Schulz.

“Se trata de un ejercicio de relaciones públicas de Merkel”, ha asegurado un diplomático europeo. “Es para ayudar a su campaña electoral y contrarrestar la imagen negativa de Alemania como abanderada de las políticas de austeridad. Su valor añadido es cero”, ha denunciado.

Por el camino parece haber quedado abandonado el plan germano-francés para aumentar los recursos contra el paro juvenil, que consistía en utilizar los 6.000 millones de euros como garantía para movilizar hasta 60.000 millones. De iniciativa, que se publicó en abril en la prensa alemana, no se ha vuelto a hablar durante las últimas semanas.