Compartir

La justicia alemana condenó ayer a penas de prisión a una pareja de espías rusos, que durante la guerra fría y hasta 2011 filtraron a Moscú documentos secretos de la UE y la OTAN.El juicio contra los dos acusados, identificados como Heidrun y Andreas Anschlagy cuyos nombres reales no conoce ni la Audiencia de Stuttgart donde fueron juzgados, terminó con penas de cinco años y medio, para la mujer, …