Compartir

Se trata de una proposición no de ley que han firmado PP, PSOE, la Izquierda Plural, CiU, PNV, UPyD y el Grupo Mixto, en la que insisten en que la devolución llevaría “directamente a la ruina” a este sector “vital” para España y supondría un “grave trato discriminatorio” con respecto a Francia”, a quien se eximió de dicho reintegro.

El consenso de todos los grupos parlamentarios se suma a la unidad mostrada ya por el Gobierno central, las comunidades autónomas más afectadas por la propuesta, la patronal del sector y los sindicatos, que acudirán a Bruselas mañana para pedir a la Comisión Europea la no devolución de estas ayudas, que ascienden a unos 2.000 millones de euros.

En la presentación de la proposición no de ley, el diputado del PP Celso Delgado Arce ha subrayado que el sector naval emplea a 87.000 personas que corren el riesgo de perder su trabajo si se cumple esta propuesta avanzada hace unos días por el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

“Estamos a tiempo de que la Comisión recapacite”, ha señalado Delgado, diputado gallego que ha puesto en valor la unidad de todas las administraciones, los agentes sociales y las fuerzas políticas ante este problema.

La diputada socialista asturiana María Luisa Carcedo ha recordado que el sector naval es una “base importantísima” del sistema productivo español no sólo por el empleo directo que genera, sino también por el indirecto, que la convierte en “fuente” de actividad económica en los sectores en los que se asienta.

Aitor Esteban, el portavoz del PNV en el Congreso, ha insistido por su parte en que lo que aquí se reivindica es una “solución europea” que beneficie a toda la UE, porque la propuesta de la Comisión sólo beneficiaría a países terceros, sobre todo de Asia, y acabaría con la industria naval del viejo continente.

“Demandamos del comisario europeo que aplique un criterio de interés general, porque no hay ningún interés contradictorio entre el comunitario y el de un estado miembro”, ha señalado mientras el diputado de IU Gaspar Llamazares.

Pese a valorar todos el consenso para este reclamo, algunos portavoces han recordado que este problema “viene de lejos”, como ha apuntado la diputada del BNG Rosana Pérez, para quien el Gobierno tiene ahora que poner “todo su empeño” en una cuestión “absolutamente vital” para un territorio como Galicia.

También Carlos Martínez Gorriarán, de UPyD, ha recordado que el problema se remonta a 2006, cuando ya la Comisión advirtió de que podría haber problemas con dichas ayudas.

En cualquier caso, tanto Gorriarán como otros diputados han señalado que hay que preservar esta actividad estratégica de la industria española, que destaca además por su innovación.

Inmaculada Riera, de CiU, ha explicado que su grupo se suma a la propuesta porque aunque Cataluña no se ve tan directamente afectada el sector naval tiene un “efecto tractor indirecto” en otras industrias, y eso sí que repercute en su comunidad.