Compartir

El portavoz comunitario de Asuntos Económicos y Monetarios, Simon O'Connor, dijo en la rueda de prensa diaria de la institución que “no es verdad” que se haya dado a Atenas hasta el viernes para concluir las conversaciones con la troika -la CE, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- actualmente de vuelta en Atenas tras un receso de unas semanas.

“Lo único que es verdad es que el Eurogrupo tendrá que poder tomar decisiones o alcanzar un acuerdo político el lunes y para que así sea entonces las conversaciones tienen que finalizar antes” de esa reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona el día 8, explicó el portavoz.

O'Connor recalcó que “no se ha anunciado ni tampoco se han dado fechas límite” a Grecia durante la actual visita de la tríada de acreedores internacionales en el país mediterráneo.

“Es solo que el Eurogrupo se reúne y eso tiene ciertas consecuencias naturales”, agregó el portavoz, quien rehusó comentar el estado de las negociaciones entre la troika y el Gobierno heleno.

“No comentamos negociaciones en curso”, indicó.

Preguntado si el próximo tramo de ayuda de 8.100 millones de euros podría ser entregado en diferentes partes si la troika o los ministros de Finanzas de la eurozona no estuvieran satisfechos con la marcha del programa de ajuste económico, el portavoz recordó que se trata de una práctica establecida ya durante los “últimos seis meses”.

El desembolso se entrega por fases en base a los diferentes hitos que el país debe cumplir cada vez antes de recibir nuevas ayudas, recordó O'Connor, pero es el Eurogrupo el que debe decidir estas cuestiones, añadió.