Compartir

Cinco días después de que José Antonio Griñán anunciara su retirada programada, Alfredo Pérez Rubalcaba optóayer por no comparecer ayer ante la prensa para someterse a los múltiples interrogantes sobre su liderazgo, su sucesión y las repercusiones que las primarias andaluzas por sorpresa puedan tener en un calendario que Ferraz se empeña en defenderen público, mientras muchos de los barones lo cue…