Compartir

El ministro ha respondido así a los periodistas al ser preguntado por la posibilidad de que el caso de espionaje de EEUU a la UE afecte a España, tras inaugurar el curso sobre “La ciberseguridad, retos y amenazas a la seguridad nacional en el ciberespacio”, en la universidad de verano de El Escorial.

En tono distendido, Morenés ha asegurado: “A mí no me han espiado y en general tampoco”, tras afirmar que “no hay libertad sin seguridad pero eso no significa que la seguridad esté por encima”.

Durante su intervención, el ministro ha recalcado que la ciberseguridad compete a toda la sociedad, no sólo a la defensa, y ha subrayado que su departamento mantiene como prioridad la ciberdefensa.

En este sentido ha recordado que la seguridad en el ciberespacio ya está recogida en la Directiva de Defensa Nacional y en la Estrategia de Seguridad Nacional, recientemente aprobada.

Asimismo ha dicho que el Ministerio de Defensa, en su política de impulsar los aspectos de la ciberdefensa, ha creado el Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas para hacer frente a las amenazas y desafíos.

Según Morenés, los retos y desafíos no se pueden bordar sin un espíritu integrador y por ello su departamento también mantiene contactos con la OTAN y la UE.

Tras reiterar que “la defensa sirve a la libertad y nunca se sirve de ella”, el ministro ha resaltado que “la seguridad y la libertad son el pie izquierdo y derecho de la humanidad”.

Al concluir su intervención y al ser preguntado por los periodistas sobre el ingreso en prisión del extesorero del PP Luis Bárcenas, el ministro ha afirmado que “el Gobierno no comenta las decisiones judiciales, las acata y las respeta, como no puede ser de otra manera”.

También se ha referido al nuevo Código Penal Militar que elabora el Ministerio y ha dicho que el borrador inicial está a favor de que cualquier tipo de abuso en las Fuerzas Armadas, incluido el sexual, deber ser correspondientemente castigado. (foto)