Compartir

Como un enfermo que mantiene sus funciones vitales mediante respiración asistida, la industria automovilística alienta gracias al oxígeno de las ayudas públicas a la compra de vehículos, el llamado Plan PIVE 2. Según los últimos datos publicados por el sector, en junio el número de turismos matriculados ascendió a 72.766 unidades, cifra que supone sólo un leve retroceso del 0,7% respecto del mismo mes de 2012. La buena noticia es que las ventas a particulares siguen creciendo por tercer mes consecutivo. No así las adquisiciones de empresas.

Según informaron este lunes fabricantes (Anfac), vendedores (Ganvam) y concesionarios (Faconauto), el canal de particulares experimentó el mes pasado un crecimiento notable, del 13,6%, al sumar 34.488 matriculaciones. Un avance que todo el sector atribuye ?al efecto del Plan PIVE 2?, iniciativa ha permitido salvar la cara a una industria estratégica y que tiene el mérito de haber convencido a miles de ciudadanos, aún con la economía en recesión y las familias inmersas en un duro ajuste de rentas, de que es el momento adecuado para comprar un coche.

Las mejoras registradas también son fruto de un efecto estadístico. La comparación se realiza con 2012, que fue un año desastroso para el sector de automoción y que acabó con la peor caída de ventas desde 1986.

De aquí a fin de año, fabricantes y vendedores aspiran todavía a mejorar aquel resultado nefasto. En ese sentido, celebran que las cifras de los últimos meses hayan permitido recortar de forma sustancial, hasta el 4,9%, la caída de matriculaciones entre enero y junio. En el primer semestre se vendieron en España, en total, 386.353 turismos.

El sector cree que el descenso acumulado del semestre ?sin duda sería mucho mayor de no ser por los buenos resultados de los planes de ayuda?. De ahí que la sombra del fin de los incentivos suponga una fuente importante de inquietud. Fabricantes y vendedores avisan de que el Plan Pive 2 contabiliza ya más de 115.000 reservas, lo que supone tener comprometido más del 70% de su presupuesto (150 millones de euros). El sector estima que los fondos destinados a este programa pueden agotarse este mismo mes de julio, a medio año de su puesta en marcha.

Más reservas

Fuentes de la industria automovilística confirman que ?las previsiones son que este mes se agoten los fondos, debido al fuerte incremento de reservas diarias que se está produciendo en los últimos días y que ha pasado de 1.100 a 2.000 reservas diarias?. También subrayan los efectos beneficiosos de este programa sobre las arcas del Estado, pues ?según los datos que maneja el sector- ?sólo la demanda nacional generada por este plan ha supuesto hasta la fecha unos ingresos adicionales de más de cien millones de euros?, por los impuestos que siempre lleva asociada la compra de un vehículo.

El sector debe la estabilización de junio, una vez más, a las adquisiciones realizadas por los particulares, que aumentaron un 13,6%. Este canal ya muestra en el período acumulado de enero-junio un crecimiento del 6,5%, pues es responsable de la puesta en carretera de 182.445 nuevos turismos.

En sentido inverso, destaca el continuo deterioro de las matriculaciones del canal de empresas, que pierden cuota en el cómputo global. En junio sufrió una caída del 24,45, con unas ventas de 16.275 unidades y en los primeros seis meses el número de operaciones disminuyó un 22,8% interanual, con un volumen acumulado de 93.903 unidades.

Por otra parte, el mercado de alquiladores creció un 3%, con un total de 22.003 unidades en junio, mientras que en términos acumulados padece un descenso del 2,5%, con 109.005 matriculaciones.