Compartir

Los detenidos entre el miércoles y el jueves acusados de la
construcción de más de un millar de viviendas en suelos rústicos
de
Zurgena llegaron sobre las 10.00 horas a la sede judicial
procedentes de la Comandancia de Almería, donde ayer se negaron a
testificar los dos políticos arrestados y los empresarios Antonio
López y Tomás Zurano.

Los que sí lo hicieron fueron los otros dos implicados en la
trama, el aparejador Carlos Berbel y el arquitecto externo Francisco
Salvador, que fueron los primeros en prestar hoy declaración ante la
juez Pilar Alfonso.

Declaraciones

Sobre las 12.00 horas quedaba en libertad con cargos el
aparejador
, mientras que una hora y media después hacía lo propio el
arquitecto, a los que la jueza atribuyó la presunta autoría de
delitos de prevaricación urbanística, informaron a los periodistas
las letradas del bufete Lozano de Albox (Almería), que representan
al segundo acusado.

No obstante, el abogado Rafael Salinas, también personado en la
causa, aseguró que cuentan con cargos también por delitos contra la
ordenación del territorio.

La declaración más esperada, la del regidor, se produjo en tercer
lugar y se prolongó por más de hora y media, tras la que Trabalón
abandonó sobre las 14.45 horas la sede judicial, donde más de
veinticinco personas entre familiares y amigos le recibieron con
aplausos y gritos de apoyo.

El alcalde, "feliz" con el resultado

Según informó su abogado, Antonio Segura, el alcalde andalucista,
al igual que el concejal de Urbanismo, Manuel Tijeras, cuarto en
testificar tras un receso para comer, quedó en libertad sin fianza y
con cargos por prevaricación, cohecho y contra la ordenación del
territorio.

Además, como los otros cuatro imputados, los políticos del PA
deberán de comparecer una vez al mes ante la juez que instruye el
caso, sobre cuyas actuaciones se mantiene el secreto de sumario.

Tras su puesta en libertad, el alcalde, que gobierna en mayoría
en Zurgena desde las últimas elecciones municipales, aseguró a los
periodistas que se siente "muy satisfecho" y "muy feliz por estar
libre del acoso que hemos sufrido"
que, según ha afirmado, "ni nos
esperábamos ni nos merecemos".