Compartir

España ha conseguido ocho medallas de oro
y varias más de plata en la 36 edición del Salón Internacional de
Inventos de Ginebra, la más prestigiosa muestra de este tipo en el
mundo
, que anunció hoy los galardones.

Un invento de la empresa Disesta JP para reducir el derroche de
agua cuando la gente se ducha -pues impide que salga hasta que no
esté a la temperatura ideal de 38 grados- obtuvo, además de la
medalla de oro, una felicitación especial del jurado internacional,
así como el Premio de la Oficina de Turismo de Ginebra.

También obtuvo medalla de oro y felicitación del jurado la
empresa Murua por un producto antideslizante que puede aplicarse a
cualquier superficie, y que recibió además el Premio de la Oficina
Española de Patentes.

Rocódromo móvil

El inventor de un rocódromo móvil para poder practicar alpinismo
a distintos niveles de dificultad, Víctor Sánchez, obtuvo igualmente
mención especial, así como el Premio García Cabrerizo que otorga
este despacho de marcas y patentes que es el delegado oficial en el
Salón Internacional de Ginebra por parte de España.

Las otras cinco medallas de oro las recibieron un novedoso
sistema antirrobo para cascos de motos y bicicletas
, del creador
Antonio Cortés, un aparato digital para copiar diapositivas, de Joan
Aguado Moreno, y un sistema para la construcción de edificios
prefabricados, de Domingo Bengoa.

Además, Jesús Félix Domingo recibió otra medalla de oro por un
sistema especial para aplicar desodorante u otros líquidos a la
planta de los pies
, y Joaquín Tamayo por un aparato eléctrico para
evacuar y salvar a gente de los incendios en edificios.

Un millar de inventos de todo el mundo

En total, 29 inventores españoles participan en el Salón, que
abrió sus puertas el martes y las cerrará el domingo próximo y en el
que se presentan unos mil inventos de los cinco continentes y de
casi todos los países del mundo.

"Las ocho medallas de oro y varias más de plata son un éxito para
la inventiva española, que ha sido reconocida por un Jurado
internacional", dijo a Efe Pedro García Cabrerizo, delegado oficial
español.