Compartir

El PSOE planteó esta tarde al PP empezar tras el debate de investidura de José Luis Rodríguez Zapatero, previsto la próxima semana, las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que lleva en funciones desde noviembre de 2006, y de cuatro magistrados del Tribunal Constitucional, entre los que se incluye a la presidenta de la institución, María Emilia Casas.

Ante eso, el PP no cerró la puerta a esa renovación, pero insistió en que debe plantearse un acuerdo más global, un pacto para la modernización y agilización de la Justicia que fortalezca la independencia de jueces y magistrados, que promueva la eficacia y la rapidez de la acción de la Justicia y que dé adecuada respuesta penal a determinados delitos.

Así se desprende de la reunión que mantuvieron esta tarde el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el portavoz socialista, José Antonio Alonso, con el secretario general del PP, Angel Acebes, y la portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, en el marco de la ronda de contactos iniciada para la preparación de la investidura de Zapatero.

La portavoz del PP dio a entender que ambas líneas de diálogo no serían incompatibles, si bien insistió en que junto con la renovación de cargos deben sentarse las bases para el diálogo por el pacto de Estado. "La renovación (del CGPJ y el TC) es muy necesaria, pero lo que nos reclaman los ciudadanos es otra cosa que va más allá", resumió la portavoz del Grupo Popular.

Urgencia del PSOE por renovar el CGPJ y TC

Sáenz de Santamaría dejó claro que la prioridad de su partido radica en sentar las bases de un acuerdo global en materia de Justicia para modernizar y dar más agilidad a la Justicia, "más allá de la renovación puntual" de los cargos del órgano de gobierno de los jueces, que también valoró como "necesaria".

Y es que, según explicó, durante el encuentro de esta tarde, el PSOE planteó "en exclusiva" su "urgencia" por la renovación, momento en el que el PP consideró "oportuno" proponer la posibilidad de avanzar en próximas reuniones en ese posible acuerdo para hacer más eficaz la Justicia. "No son compartimientos estancos –puntualizó–. Sería bueno acometer las dos cuestiones en un acuerdo global, que debería ser uno de los objetivos de la legislatura".

En esta línea, Sáenz de Santamaría incidió en su disposición a trabajar para renovar el CGPJ y el TC, pero reclamó al Gobierno a que dé también "urgencia y prioridad" a la modernización de la Justicia. "Las dos cuestiones son importantes, pero probablemente para los ciudadanos la segunda es más cercana, comprensible y perentoria", apuntó.