Compartir

El grupo que controla y preside Fernando Martín ya logró el
pasado 25 de marzo un "preacuerdo base"
con todas sus entidades
acreedoras, tras lograr la adhesión de los fondos internacionales al
principio de acuerdo que ya tenía con los bancos radicados en España.

El acuerdo final sólo queda ahora pendiente de ser plasmado en
los correspondientes documentos y de su firma. No obstante, permite a
la empresa esquivar el pago de 362 millones de euros de deuda que
vencía a finales de marzo.