Compartir

El presidente ruso, Vladimir Putin, se preguntó hoy por qué existe la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cuando la antigua Unión Soviética ya no existe, una reflexión que trasladó a los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintiséis en una reunión del Consejo OTAN-Rusia que clausura la cumbre de máximos líderes de la Alianza en la capital rumana del 2 al 4 de abril.

"No hay una Unión Soviética hoy. ¿Contra quién existe la OTAN?", cuestionó Putin en la rueda de prensa posterior al encuentro, en la que no obstante rechazó la posibilidad de que se produzca una nueva Guerra Fría porque "no está en el interés de nadie", incluidos Rusia, Estados Unidos y Europa y por considerar que "no hay ninguna necesidad" para ello.

Putin
insistió además en que su país percibe como "una
amenaza
" la posibilidad de que la OTAN se amplíe hasta sus
fronteras, en alusión a Ucrania y Georgia.

"La aparición en nuestras fronteras de un bloque militar basado
en el artículo 5 (asistencia mutua en caso de agresión) es percibido
por Rusia como una amenaza", aseguró el mandatario ruso tras
participar en una reunión con los veintiséis miembros de la OTAN en
Bucarest.

Putin subrayó que, para despejar las inquietudes rusas, "no basta
la promesa
" de la Alianza de que ya no es enemigo de Rusia y de que
su ampliación no se dirige contra ella.

Promesas no cumplidas

"Hemos escuchado en el pasado promesas como ésas que no se
cumplieron", dijo.

En ese sentido recordó que Rusia ha desmantelado gran parte de su
presencia militar en Europa, Cuba, Afganistán y Vietnam, mientras
Estado Unidos ha construido nuevas bases en Bulgaria, Rumanía,
Polonia y la República Checa.

A pesar de admitir la existencia de "diferencias" persistentes entre la Federación Rusa y los 26 aliados, notablemente en relación con Kosovo, la suspensión unilateral rusa del Tratado de Fuerzas Armadas Convencionales (FACE) o la ampliación de la OTAN a nuevos países del este de Europa, "no hay asuntos importantes que nos dividen" porque tanto Rusia como los aliados "no hemos cruzado ciertas fronteras".