Compartir

El grupo de CiU en el Congreso de los Diputados no votará a favor de la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno, pero está dispuesto a dialogar con el PSOE a lo largo de la legislatura.

En tanto, el PP ha
anunciado hoy que el grupo popular decidirá su voto en la elección
del candidato socialista José Luis Rodríguez Zapatero como
presidente del Gobierno después de escuchar su discurso en el debate
de investidura
.

El presidente del PP ha explicado a la
prensa que el PP esperará a escuchar lo que diga Zapatero en el
debate para adoptar una postura u otra y que luego le juzgará "por
sus hechos, única y exclusivamente por sus hechos
". De este modo, no ha sido tan explícito como hace cuatro años,
cuando comunicó a don Juan Carlos que el PP votaría en contra del
candidato socialista, lo que ha justificado en el hecho de que el
contexto actual es distinto.

Hace cuatro años, intuía "por dónde iban a ir los tiros", ha
agregado, y no se equivocó, mientras que ahora "se desconocen cuáles
son las verdaderas intenciones de Zapatero".

Los motivos de CiU

Duran ha recordado que una de las condiciones indispensables para apoyar a Zapatero en la investidura es la publicación, previamente, de las balanzas fiscales, así que, como quiera que ese requisito no se ha cumplido y CiU es "fiel a sus compromisos", la coalición no respaldará al candidato a la reelección en la Presidencia del Gobierno.

Hay vida más allá de la investidura 

Sin embargo, el portavoz nacionalista ha destacado la voluntad de su grupo, compartida con el PSOE, según ha dicho, de dialogar con los socialistas durante los próximos cuatro años.

"Más allá de la investidura hay vida, y en esa vida constatamos que hay interés del PSOE por dialogar, lo que compartimos", ha explicado Duran.
Y ha puntualizado: "CiU sabe que hay que dialogar con todos, pero sobre todo con el Gobierno. Si CiU quiere materializar alguna de sus propuestas tendrá que negociar con el Gobierno".

IU se abstendrá

Así lo dijo ayer el coordinador general, Gaspar Llamazares, que propondrá a la dirección de la coalición abstenerse en la investidura de Zapatero.