Compartir

La reunión, la decimotercera desde la convocatoria de la huelga, que dura ya dos meses, se celebró sin la asistencia de ningún representante del sindicato UGT.

El encuentro finalizó tres horas después de empezar. El Ministerio propuso a los sindicatos que realicen sus propuestas por escrito para mejorar el método de negociación.

Los sindicatos, por su parte, acusaron al Departamento de Mariano Fernández Bermejo de "levantarse de la mesa de negociación y no querer nombrar a un mediador en el conflicto".

Un centenar de funcionarios se concentraron con gritos de "¡Bermejo, dimisión!" a las puertas del Ministerio. Entre ellos se encontraban delegados de Justicia de UGT-Madrid, que denunciaron la "traición" de la Ejecutiva federal de la organización por dar ayer un plazo de 48 horas para desconvocar la huelga.